MASCARILLA DE RUBY 20ML.

La Mascarilla de Ruby es perfecta para cualquier persona que quiera minimizar estos signos particularmente comunes en la zona T de la cara. La mascarilla es una mezcla de arcilla blanca e ingredientes activos.

9.50 7.00
  • ¿Piel brillante, poros dilatados, algunas imperfecciones, tez apagada? Ruby Mask es perfecta para cualquier persona que quiera minimizar estos signos particularmente comunes en la zona T de la cara. La mascarilla Ruby Mask es una mezcla de arcilla blanca e ingredientes activos, cremosa cuando se aplica y luego cómoda durante el tiempo de exposición.
  • Además de arcilla blanca, la Ruby Mask está enriquecida con aceite de sésamo, especialmente indicado para pieles grasas y apagadas porque se absorbe rápidamente y ayuda a reequilibrar la producción de sebo. Los aceites esenciales de eucalipto, limón, esclarea, enebro y tomillo sinergizan la acción depurativa, higienizante y seborreguladora de la piel de la mascarilla. Ruby Mask deja la piel suave, homogénea, intensamente cuidada y aporta frescura y transparencia a la tez gracias a una rica mezcla de extractos de bardana, melisa, cola de caballo y cardo mariano.
  • Además, gracias al Multi Masking System, también es posible ofrecer a la piel un tratamiento a medida. El concepto es agradable y sencillo: basta con seleccionar las mascarillas y aplicarlas simultáneamente en las diferentes zonas del rostro según las necesidades de la piel. 10 minutos de tendido y listo.

INGREDIENTES CLAVE

  • Arcilla Blanca La arcilla blanca tiene un alto porcentaje de silicio (alrededor del 48%) - y aluminio (hasta un 36% y más) - lo que le da su color característico. La arcilla blanca también se llama caolín, del nombre de la región china, Kao-Ling, donde se descubrió el primer depósito. Es la más fina de todas las arcillas, purifica la piel y encoge los poros dilatados. El caolín es la arcilla más dulce para la piel, su uso externo es adecuado para pieles secas y maduras. Renovación celular, ejerce un micro-exfoliante sobre la piel y remineraliza la epidermis. Es perfectamente tolerado incluso por pieles muy sensibles o intolerantes. Sus virtudes cicatrizantes y antisépticas la hacen preciosa para el cuidado de la piel irritada.
  • Aceite de sésamo. Rico en ácidos grasos: oleico y linoleico, vitaminas E y F, potasio y sales minerales. Calma, suaviza y penetra rápidamente en la piel. Regenerador, antiinflamatorio y antimicrobiano. Propiedades antioxidantes y anti-radicales libres.

    Aceite Esencial de Limón Ecológico: indicado para pieles mixtas, por su importante acción dermopurificante y por su efecto relajante y energizante

  • Aceite esencial de eucalipto citriodora: tiene propiedades antisépticas y antibacterianas y protege contra los hongos cutáneos. Es adecuado para el tratamiento del acné, la caspa y el eccema.

  • Aceite esencial de tomillo: purificante con un amplio espectro de acción, el aceite esencial de tomillo es un valioso aliado para purificar la piel problemática.

  • Aceite esencial de enebro: una de las principales propiedades del enebro es ser un potente desintoxicante. El aceite esencial de enebro estimula la circulación linfática y activa la circulación sanguínea. También se conoce su acción seborreguladora.

  • Aceite esencial de melisa: las propiedades antiinflamatorias de los flavonoides en los que es rico el aceite esencial confieren a la mascarilla una acción calmante y descongestionante.

  • Aceite esencial de salvia esclarea: estimula y normaliza las funciones fisiológicas de la piel: tiene propiedades antiinflamatorias, depurativas, desinfectantes, anti-transpiración y astringentes. Especialmente indicado para pieles impuras, grasas y con tendencia al acné.

  • Extracto de cardo mariano: rico en silimarina y un potente antioxidante y antiinflamatorio. Además, gracias al contenido de proteínas y mucílagos, el extracto de cardo mariano favorece el mantenimiento de una buena hidratación a nivel epidérmico.

  • Extracto de diente de león: gracias a la presencia de flavonoides, minerales, inulina (acción antibacteriana) y lactonas sesquiterpénicas, el diente de león es astringente, refrescante, tonificante, aclarante, depurativo y antiinflamatorio.

  • Extracto de Bardana: favorece la correcta fisiología de la piel favoreciendo una actividad depurativa y descongestionante. Actividad reguladora sobre las glándulas sebáceas. Los mucílagos tienen propiedades calmantes; los poliacetilenos, por otro lado, promueven la actividad antibacteriana y antimicrobiana.

  • Extracto de cola de caballo: rico en antioxidantes, sílice y moléculas con propiedades astringentes, la cola de caballo se utiliza para devolver el tono y la elasticidad a la piel y para purificar la piel y el cabello graso.

Ingredientes: Aqua [Water] (Eau), Kaolin, Ethylhexyl palmitate, Lauryl lactate, Sesamum indicum (Sesame) seed oil (*), Cetearyl alcohol, Cetearyl glucoside, Sorbitan olivate, Propanediol, Myristyl myristate, Phenoxyethanol, Xanthan gum, Phenethyl alcohol, Glycerin, Undecyl alcohol, Citrus limon (Lemon) peel oil, Eucalyptus citriodora oil, Thymus vulgaris (Thyme) flower/leaf oil, Juniperus communis (Juniper) fruit oil, Mica, Limonene, CI 77491 [Iron oxides], Melissa officinalis leaf oil, Salvia sclarea (Clary) oil, Silybum marianum extract (*), Taraxacum officinale (Dandelion) rhizome/root extract (*), Citral, Arctium lappa root extract (*), Equisetum arvense leaf extract (*), Linalool, Tetrasodium glutamate diacetate, Titanium dioxide


* de agricultura ecológica

RECOMENDADO PARA:

Pieles mixtas y grasas.

Uso: Sobre la piel bien limpia y tonificada, aplicar una capa generosa de la mascarilla. Déjalo actuar durante 10 minutos. Enjuague con agua tibia.